Secciones

Actualidad 5 trucos para cuidar tu piel en invierno

  • El frío, el viento y los cambios en la temperatura perjudican nuestra piel
  • Hablamos con la especialista Myriam Yébenes, que nos da consejos básicos de belleza

VÍDEO: CÓMO CUIDAR TU PIEL EN INVIERNO


Nuestra piel no es ajena tampoco a las inclemencias de la meteorología. Los estragos que causa el frío, el viento y los cambios de temperatura propios del invierno nos pasan factura durante esta época del año. Pero, tranquilos, porque podemos prevenirlos.

Hablamos con Myriam Yébenes, directora del Instituto Maribel Yébenes y autora del libro Cómo gustarte y gustar, que nos cuenta cuáles son las principales agresiones a las que se enfrenta nuestra piel en invierno y unos sencillos consejos para mantenerla sana y reluciente.

PRINCIPALES ENEMIGOS DE LA PIEL

Los cambios de temperatura es, sin duda, el principal enemigo de la piel en invierno. Los contrastes de pasar de las temperaturas frías en la calle a otras más cálidas cuando entramos a recintos cerrados es lo que provoca las principales agresiones en nuestra piel durante esta época del año.

VER TAMBIÉN: 7 claves para ayudar a las defensas en invierno

El viento fuerte puede favorecer también la tirantez en nuestro rostros. Los aficionados al esquí, por su parte, deberán tener una serie de precauciones especiales con la nieve y el sol.

PRINCIPALES AGRESIONES EN LA PIEL DURANTE EL INVIERNO

  • Irritación
  • Sequedad
  • Tirantez
  • Agrietamiento

PIELES MÁS AFECTADAS

Las pieles sensibles son el tipo de piel que más se ve afectada por las inclemencias del tiempo. Se trata de pieles finas, habitualmente secas, que se escaman y enrojecen con facilidad. Es por ello que suelen reaccionar de forma excesiva a los cambios de temperaturas, al viento o al frío.

CONSEJOS BÁSICOS

1. Hidrátate

Hidrata tu piel en invierno mucho más de lo que lo harías en cualquier otra época del año. Evita así que los capilares se rompan con mayor frecuencia. Es una sencilla forma de proteger tu cutis de las rojeces y del agrietamiento. Nunca salgas a la calle sin aplicártela, y lleva siempre en el bolso un tarro pequeño.

2. Controla la temperatura

No te pases con la calefacción cuando llegues a casa. Son precisamente los contrastes en la temperatura (frío-calor) lo que va a provocar que tu piel se reseque. Y no sólo tu piel, puesto que tus mucosas también lo notarán. Recuerda que una temperatura ideal para casa ronda los 20º.

3. Sérum antirrojeces

El frío provoca que la circulación en los vasos sanguíneos de la piel sea menor. Por lo que la oxigenación también se reduce. Utiliza cosméticos que ayuden a eliminar las rojeces que provocan las inclemencias del invierno. Existen sérum concentrados para conseguir estos efectos.

4. Mascarilla ultrahidratatante

Myriam Yébenes sugiere, por ejemplo, este mascarilla casera en su libro para aportar una hidratación extra a tu piel en invierno: un aguacate, dos cucharadas de miel, una cucharada de aceite de almendras dulces, cinco gotas de esencia de lavanda y cinco de esencia de rosa.

5. Velos de colágeno

Sin duda, uno de los tratamientos que más hidratarán tu piel, desde el interior. El colágeno penetra directamente eliminando la irritación y alisando la piel hasta sus capas más profundas.

ESPECIAL ESQUIADORES 

Los esquiadores deberán tener un cuidado especial cuando practiquen este deporte. Lo fundamental: proteger la piel del impacto que provoca el reflejo del sol sobre la nieva. Tápate todo lo que puedas con bufandas, gorros o bragas.

Utiliza además crema solar de elevada protección y aplícatela cada cierto tiempo. Después de esquiar, límpiate bien la piel, ponte una mascarilla e hidratala correctamente.

Te puede interesar: