¿Cómo calentar la casa sin usar la calefacción?

¿Es posible estar en casa sin poner la calefacción en otoño e invierno? La respuesta es sí

ElTiempo.es

ElTiempo.es

La llegada del otoño y del invierno lleva consigo el esperado, a la vez que temido, encendido de la calefacción. Muchos hogares ya han empezado a activar la calefacción para superar los días de frío que estamos teniendo desde hace unas semanas.

El calor que proporciona la calefacción es muy reconfortante pero, la factura final nos puede dejar «helados». Sea cual sea la razón por la que quieras calentar tu casa sin usar la calefacción (ahorro, sostenibilidad o uso poco habitual) aquí tienes una serie de tips que pueden interesarte.

Trucos sencillos para no encender la calefacción:

1. Fabrica tu propia calefacción casera:

Puede sonar un poco atrevido pero ¿Por qué no probarlo? Para este primer trucos necesitarás varias cosas:

Ocho velas

Dos macetas

Una bandeja

Un mechero

VÍDEO: CÓMO HACER CALEFACCIÓN CASERA

2. Instala cortinas térmicas

Las cortinas térmicas no son como las cortinas comunes. Además, aunque comúnmente se les llama así, no dan calor, sino que son aislantes. Para ello, en su proceso de producción se utilizan materiales mucho más gruesos que los que se usan en las cortinas típicas de tela que suelen colgar en la mayoría de casas. Lo mejor de este tipo de cortinas es que no hay que quitarlas en verano, ya que son capaces de aislar las ventanas tanto del frío como del calor.

3. El papel de aluminio: un material para todo

El papel de aluminio de buena calidad también resulta un excelente aliado en la misión de reducir el uso de la calefacción. Por ejemplo, una forma de evitar la pérdida innecesaria de calor de los radiadores (en particular de los que están pegados a muros exteriores) es utilizar el calor de reflexión del papel de aluminio detrás del sistema. Esto evita que el calor desaparezca a través de la pared al reflectarlo de vuelta a la habitación donde se ponga.

3. No te olvides del suelo que pisas

¿Sabías que el suelo es el elemento constructivo de una casa que mayor pérdida energética posee? Por eso, no es de extrañar que cada vez se investigue y se innove más en tipos de suelos aislantes y térmicos y nuevos materiales que consigan esa función.

De momento, y hasta que cambiar el suelo de una casa sea una opción a tener en cuenta, se recomienda que se usen alfombras, ya que ayudan a conservar las altas temperaturas. Con todo, el suelo ideal tradicional para combatir el frío es el parqué o la moqueta.

4. La cinta adhesiva, otro aislante recomendado

La cinta adhesiva puede ser otro de tus aliados a la hora de no usar tanto la calefacción. Es un remedio económico que puedes usar para tapar aquellas fisuras en puertas, ventanas y rendijas varias, con el fin de evitar la circulación de aire de una estancia más cálida a otra más fría. También puedes utilizar papel de burbuja o burletes.

5. La calefacción también está en la decoración

La decoración de una casa, sobre todo la que tiene que ver con pequeños detalles, tiene una influencia directa en el calor que tenga. Elementos como una buena manta, el uso de velas en espacios pequeños, colores cálidos en las paredes que absorban bien la luz solar, estanterías con libros y cuadros que tapen paredes también ayudan a no tener que encender la calefacción tal habitualmente.