Secciones

Actualidad 5 planes irrechazables para disfrutar del invierno

¿Quién dijo que en esta época del año lo único que apetece es meterse bajo la manta?

Llega el invierno, y con él la bajada de las temperaturas, los días más cortos y los temidos catarros… Pero también la esperada nieve, las tardes de cine y las escapadas frente a la chimenea.

¡Que el frío no te pare! No dejes que este año las bajas temperaturas te frenen. Sabemos que eres imparable y, lo cierto, es que existen innumerables planes para exprimir los meses del invierno. Aquí te dejamos una lista con cinco que son realmente irrechazables.

1 – ¿Sofá o una escapada de esquí?

Si ya eres aficionado, lo entenderás. Ni el mayor de los resfriados impediría que te pusieras los esquís. Esa mezcla única de adrenalina, velocidad y paz que provoca el deslizarte sobre la nieve.

El esquí es uno de los deportes más estacionales que existen. Aprovecha que durante los meses de invierno la cota de nieve baja para no dejar pasar este tipo de escapadas. Sólo o con amigos, los planes de esquí son irrechazables.

Si aún no te has animado, siempre hay una primera vez. Consulta las estaciones de esquí abiertas y déjate ver por una de ellas. ¡No te arrepentirás!

2 – ¿Deporte en invierno? ¡Sí!

Los meses de frío no deben convertirnos en seres sedentarios. Todo lo contrario. Aprovecha que tanto los gimnasios como las zonas públicas están más despejadas para disfrutar de las actividades que más te gustan cuando el frío comienza a apretar.

¿Correr, bicicleta, patinaje, bailar…? ¡Todo está permitido!

Recuerda que la sensación de frío va desapareciendo según avanza el entrenamiento. Recuerda aprovechar las horas centrales del día, calentar lo suficiente para despertar a tus músculos, llevar las capas adecuadas y proteger las zonas expuestas al frío -con una crema o cortaviento bastará-.

Con las debidas precauciones, valorarás sin contraer ningún riesgo la satisfacción de mantenerte activo durante todo el año.

3 – Atrévete a patinar sobre hielo

Lo has visto en las películas de Navidad, pero aún no te has atrevido. ¡Lánzate este invierno a probar el patinaje sobre hielo! Con amigos, en familia, pareja o tú solo…

Además, patinar sobre hielo no es sólo divertido, sino que tiene numerosas virtudes físicas, desde la coordinación al entrenamiento aeróbico.

Iniciarse es sencillo y no necesitas ningún tipo de preparación ni formación previa para comenzar. ¿Alguien da más?

4 – Escapada rural con encanto

Nunca digas no a una escapada con amigos. Y menos en invierno. Ni el frío, ni un resfriado ni la pereza valen más que una sesión de charla frente a la chimenea, tardes enteras de juegos o paseos a través de los más que conmovedores paisajes invernales.

Mete en la maleta un jersey gordo y un buen abrigo. En invierno también tienes derecho a desconectar. Aléjate de la rutina y escápate a las mil y una posibilidades que te ofrecen estos meses para disfrutar también del frío en compañía.

5 – Tardes culturales con amigos

Porque el invierno no se hizo para quedarse en casa, vivas donde vivas estamos seguros de que tienes un enorme abanico de actividades y planes en lugares cerrados donde resguardarte del frío.

Desde una escapada a ese museo que siempre quisiste visitar, unas entradas para el cine o una tarde de lectura relajada en la biblioteca. Si lo tuyo no es exponerte al frío, el invierno tampoco te tiene que parar. Aprovecha los planes indoor mientras que afuera los termómetros se remontan.