Secciones

¿Sabías que...? 5 cosas horribles que el calor extremo provoca en tu cuerpo

Desde calambres a muerte súbita: los peores efectos que el calor extremo que pueden hacer en tu cuerpo

v

Con el verano las temperaturas tienden a dispararse y el calor comienza a causar estragos en los humanos. Hemos hablado con anterioridad sobre cinco cosas terribles que el frío extremo provoca en los humanos, sin embargo el calor puede llegar a ser incluso más letal que las temperaturas gélidas.

1 – Calambres, vértigo y edemas

El cuerpo humano tiene una temperatura interna de aproximadamente 37 o C. A nuestro organismo no le gusta cuando esa cifra se tambalea en cualquier dirección. Cambios de tan solo un grado puede causar estragos desagradables en la bioquímica de tu cuerpo.

¿Alguna vez has tenido un calambre muscular en un día muy caluroso, por ejemplo, mientras haces algo de ejercicio? Hay una buena probabilidad de que la temperatura sea la culpable.

Lo que ha sucedido es que has sudado una gran cantidad de agua, pero incluso si has estado bebiendo agua para reemplazarlo, no estarás recibiendo suficientes electrolitos. El desequilibrio de sal resultante es lo que está causando los calambres.

VER TAMBIÉN: Ayuda a tu perro a evitar golpes de calor

Para las personas que realmente no soportan el calor, existe el riesgo de edemas. Para evitar el sobrecalentamiento, tu cuerpo dilata los vasos sanguíneos para tratar de irradiar tanto calor como sea posible, haciendo que la sangre se acumule en los tobillos.

Si desarrollas pequeños puntos rojos en la piel, con una sensación de vértigo, se trata de un sarpullido por calor, causado cuando los poros de sudor se bloquean.

Y de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, si estás expuesto a calor extremo durante un período prolongado, es posible dejar de sudar por completo, un paso en el camino a un golpe de calor potencialmente fatal.

Antes de llegar a ese punto, sin embargo, el calor extremo provocará otra serie de reacciones desagradables en la cabeza también.

2 – Síncope por calor

En 2014, el tenista canadiense Frank Dancevic, tuvo un síntoma provocado por el calor un tanto inusual.  “Estaba mareado por la mitad del primer set y luego vi a Snoopy y pensé, ‘Wow Snoopy, eso es raro‘”, dijo Dancevic. “No podía mantener el equilibrio más y me incliné sobre la valla y cuando desperté estaba repleto de personas a mi alrededor”.

La confusión y mareos son efectos comunes de la exposición excesiva al calor extremo, debido al aumento del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos dilatados y la pérdida de líquidos a través del sudor.

Es un verdadero peligro para los trabajadores que requieren mantener su concentración en tales condiciones. Aparte del aumento de la irritabilidad, se comienza a perder la capacidad de hacer tareas especializadas o mentales.

La pérdida de la conciencia del tenista Dancevic se llama en realidad síncope por calor, y se produce por una caída temporal en el flujo de sangre al cerebro provocada al perderse una gran cantidad de fluido del cuerpo debido a la sudoración y la presión arterial baja.

3 – Agotamiento por calor

Hasta ahora hemos hablado de los pequeños síntomas provocados por el calor excesivo, como erupciones por el calor y la acumulación de sangre en los tobillos. Es hora de mencionar el agotamiento por calor, provocado cuando se ha perdido suficientes líquidos corporales y sales que el cuerpo comienza a perder su capacidad.

A medida que tu temperatura central de tu cuerpo se eleva por encima de los 37o C, el sudor se hace más pesado, la sed se vuelve intensa, aumentan los mareos y te sientes cada vez más fatigado.

VER TAMBIÉN: ¿Cómo afecta el calor al deporte?

Las náuseas pueden llegar al punto de empezar a vomitar y a provocar diarrea. Los calambres musculares pueden ocurrir con mayor frecuencia, experimentando palpitaciones y sensación de hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies.

Probablemente todos esos síntomas no se produzcan a la vez, pero al menos dos de estos síntomas pueden ser suficientes para dar la señal de alarma.

Recomendaciones:

  • Solicite atención médica. Permanezca con una persona hasta que llegue ayuda.
  • Moverse a un lugar más fresco, a la sombra.
  • Eliminar la mayor cantidad de ropa posible (incluyendo calcetines y zapatos).
  • Aplicar paños húmedos y fríos o hielo en la cabeza, la cara o el cuello. Rociar con agua fría.
  • Animar a la persona a beber agua,zumo o una bebida deportiva.

4 – Golpe de calor

Si alguien se encuentra al borde de un golpe de calor, su temperatura corporal será mayor de 40oC, y los mecanismos del cuerpo para manejar el calor comienzan a fracasar. Esto puede incluir la pérdida de mucho líquido corporal, que paradójicamente puede dejar de sudar por completo (aunque esto no ocurre en todos los casos).

El golpe de calor comparte algunos síntomas con el agotamiento por calor. Ya os contamos cómo actuar ante un golpe de calor, pero las recomendaciones básicas son:

  • Piel caliente, seca o sudoración profusa
  • Confusión
  • Pérdida de consciencia
  • Convulsiones
  • Temperatura corporal muy alta

Mientras se espera a la ayuda médica, la víctima tiene que ser trasladada a un lugar fresco y con sombra y quitar la mayor cantidad de ropa posible, aplicar paños fríos, pero no intentar forzar a la persona a beber líquidos.

5 – Muerte por ola de calor

Cuando los funcionarios deciden si se emite una advertencia de calor, como es en el caso de las peores olas de calor vividas en España, se tiene muy en cuenta el riesgo que puede suponer este en la salud de los humanos.

El verano del 2015 hubo fue uno de los veranos más calurosos de nuestra historia, con una ola de calor que duró varias semanas. En agosto de 2003, se experimentaron también algunas de las temperaturas más altas en niveles de récord en Europa.

El resultado de ese año: se estima que 70.000 personas perdieron la vida (15.000 sólo en Francia) por culpa del calor.

Los ancianos son algunos de los grupos de riesgo con más peligro. Live Science señala que muchos de los muertos del verano del 2003 fueron mujeres mayores que vivían en los pisos superiores de edificios de apartamentos con poca ventilación.

Te puede interesar: