Secciones

Consejos 5 consejos para pasear a tu perro los días de lluvia

Si tienes perro, habrás experimentado ese horrible momento de tener que sacarlo a pasear aunque fuera esté cayendo el diluvio universal. Lo habitual es pasarse toda la tarde posponiendo la salida, esperando una tregua del cielo, mientras tu perro se va impacientando. Ya se ha comido tus zapatillas, tus calcetines, la alfombra, tres cojines, el gato del vecino, y ahora está subido a la lámpara, mirándote con ojos de necesidad. Ha llegado la hora: tienes que sacarlo a la calle. En eltiempo.es te sugerimos algunos consejos para que puedas continuar con la rutina de tu perro sin desesperarte demasiado. Así que, bájalo de la lámpara, ponte las katiuskas, y sigue leyendo:

  • Usa un chubasquero para perros. No tú, el perro, quiero decir. Esta prenda lo protegerá del frío, del viento, y sobre todo, de la lluvia. Y además, evitarás que tu mascota acabe oliendo a eso que huelen los perros cuando se mojan: a perro mojao.
  • Ponle unas botas de agua. Es bastante probable que necesites a dieciséis personas más contigo para realizar esta complicada labor, y aun así, no garantizo que lo consigas. Si, después de sudar mucho, logras ponerle las cuatro, te quedarán aproximadamente tres segundos hasta que se las arranque de un mordisco para arrastrarlo hacia la calle. No temas, este tiempo se irá alargando poco a poco. Quizá para el verano ya hayas conseguido que pase siete u ocho minutos con ellas puestas. ¡Felicidades! El próximo otoño ya no tendrás huellas de perro por toda tu casa.
  • Añade al look perruno un gorro impermeable. Garantizarás que no le entre agua en los ojos, y además no verás la mirada de odio que te está lanzando. El pobre animal parecerá un pescador que acaba de volver de surcar los mares, normal que luego quiera venganza y se coma tus calcetines.
  • ¿Sabías que existen los paraguas para perros? Por supuesto, en el siglo XXI no han tenido tiempo para inventar el teletransporte, pero los paraguas para perros sí. Éstos se enganchan en el arnés del perro y evita que se mojen, y por consiguiente, que le tengas que poner al perro el resto de accesorios impermeables. Seguro que te lo agradece. Eso sí, son peligrosos: pueden prolongar el paseo del perro varias horas, o incluso días, porque te irán parando y preguntando todas las señoras con perros (mojados) del barrio.
  • Si nada de esto te convence (desagradecido), nuestro consejo es que antes de salir de casa prepares una toalla para secar al perro en cuanto llegues. Y también una fregona y varios paños para secar el desastre, porque el maldito cánido tu adorable perro se acabará escabullendo, recorriendo toda la casa, y sacudiendo hasta la última gota de su cuerpo. Creo que después de eso, compensa incluso mudarse.
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • […] especialmente a las más jóvenes y a las de mayor edad. En eltiempo.es ya te contamos algunos trucos para proteger a tu perro los días de lluvia, pero ¿qué hacer para que ni él ni el resto de los animales del zoo que tienes en casa pasen […]

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder