Secciones

Actualidad 400 tortugas encontradas misteriosamente muertas

Cientos de tortugas marinas han sido halladas muertas frente a la costa de El Salvador por causas aún desconocidas

Cientos de tortugas marinas en peligro de extinción han sido encontradas muertas flotando frente a la costa del Pacífico de El Salvador en circunstancias misteriosas. Las autoridades  han sido incapaces de determinar qué ha podido causar su desaparición.

El Ministerio de Medio Ambiente del país ha informado en un comunicado de prensa que sus agentes encontraron entre 300 y 400 tortugas muertas flotando en el mar frente a la bahía de Jiquilisco, a unos 115 km (71 millas) de la capital, San Salvador.

Según las mismas fuentes, las tortugas fueron encontradas por los pescadores locales. En este momento, se están realizando pruebas de laboratorio en la Universidad de El Salvador (UES) para determinar la causa de la muerte.

Una tortuga marina muerta es extraída del agua en Bahia De Jiqulisco, Usulután, frente a la costa del Pacífico de El Salvador, el 3 de noviembre de 2017, en esta toma de imágenes fijas de las redes sociales. Crédito de la imagen: Ministerio de Medio Ambiente de El Salvador a través de REUTERS

En 2013, cientos de tortugas marinas fueron encontradas muertas frente a la costa de El Salvador en un caso similar. Las autoridades en ese momento determinaron la causa de la muerte: un alga tóxica, consumida por las tortugas marinas.

Las imágenes de satélite de la NASA en el área muestran que los niveles de clorofila son cuatro veces más altos que lo normal en las aguas cercanas a la línea costera debido a las fuertes lluvias, destaca el comunicado de prensa.

Los niveles elevados de clorofila son un signo de una posible marea roja.

La marea roja es una floración de algas nocivas que agota el oxígeno y libera toxinas en el agua. Es este proceso el que mata a los peces y también puede causar enfermedades en los humanos. Un aumento rápido de algas en concentraciones de 100 a 1.000 células por mililitro convierte el agua de mar en roja, de ahí el término marea roja.

  • De seguir con la Geoingenieria bestial aplicada por intereses espureos, los siguientes seremos nosotros.

    Responder