Secciones

Cambio Climático 2021 podría convertirse en el año de las olas de calor extremas

Este verano algunas zonas del sudoeste de Estados Unidos ya han llegado a los 50ºC. ¿Podría ocurrir en España?

VÍDEO: UN MES DE JUNIO CON CALOR DE RÉCORD EN ESTADOS UNIDOS

Ya la recta final de la primavera este 2021 estuvo marcada por el intenso calor en amplias zonas del oeste de Estados Unidos. Unas temperaturas propias de las semanas más cálidas del año, que han llegado con igual intensidad en este mes de julio y que probablemente se quedarán por lo menos hasta septiembre.

Ingredientes fundamentales para olas de calor intensas y duraderas

Detrás de las anomalías térmicas registradas, los expertos hablan de una combinación de varios factores. Los principales parecen ser, un robusto y persistente anticiclón, que se ha juntado con la peor sequía de la historia moderna en la región.  

Estos últimos días de la primavera se han registrado temperaturas máximas récord en zonas de Arizona, California, Nuevo México, Montana, Wyoming y Utah. Phoenix, considerada una de las urbes más cálidas del país, alcanzó una temperatura diurna record de 48oC a la sombra. En el mítico Valle de la Muerte, California, el mercurio consiguió superar tímidamente los 50 grados a la sombra. 

La sequía y el cambio climático amplifican aún más las olas de calor

Los expertos llevan tiempo hablando de una «mega sequía» que afecta a toda la región oeste de Estados Unidos desde hace ya décadas. El aire seco, recalentado y la falta de precipitación ha absorbido mucha de la humedad del suelo en amplias zonas del oeste de los Estados Unidos.

Normalmente, parte del calor del sol evapora la humedad del suelo, pero como el suelo está ya tan seco, toda esa energía se emplea directamente en calentar el aire

Hay un buen número de estudios recientes que atribuyen esta devastadora sequía al cambio climático que ha fabricado la humanidad desde hace medio siglo. La actividad humana y la quema frenética de combustibles fósiles, es responsable en gran parte de   la sequía histórica que afecta ya a millones de Estadounidenses. 

La sequía que afecta a amplias zonas del oeste de Estados Unidos esta ligada al cambio climático y a la vez amplifica las olas de calor.

El clima cálido que viven en varios estados del oeste del país se puede vincular a la sequía que está secando el entorno. Normalmente, parte del calor del sol evapora la humedad del suelo, pero como el suelo está ya tan seco, toda esa energía se emplea directamente en calentar el aire y provocar temperaturas más elevadas.

España también registra intensos calores pero lejos de los de oeste americano. ¿Por qué?

Aunque la recta final de la primavera también ha sido de temperaturas abrasadoras en algunas zonas de España, y de hecho hemos registrado la primavera más calurosa de los últimos 15 años, los calores no son tan intensos como los del lejano oeste Americano. Hemos tenido episodios de calor extremo en lo que llevamos de verano, pero aún no se ha registrado en España la primera ola de calor de este 2021.

En julio se superaron los 40ºC en zonas de Castilla la Mancha, pero de momento en este verano no se han superado los récord de temperaturas que tenemos en España, con Córdoba y sus 46,7ºC a la cabeza.

Temperaturas máximas registradas el 12 de julio en España

La pregunta que se hacen muchos es ¿por qué si las dos zonas, España y Estados Unidos, están ubicadas en latitudes similares, en España no llegamos a esos 50 grados o más a la sombra y menos en el mes de junio? Tiene que ver y mucho con la geografía de la región y con las condiciones ambientales actuales. 

Primero el suroeste de Estados Unidos es un gran desierto que se extiende hacia el sur dentro de una amplia zona del norte de México. Ahí, las horas de insolación son eternas e intensas dada la latitud.

Las cadenas montañosas que se extienden de norte a sur, como las Sierra Nevada o las Rocosas, actúan de barrera. Evitan que el aire que hay entre la costa del Pacífico y las montañas, se vea afectado por masas de aire más frescas de latitudes altas que llegan de Canadá. 

Si a esas horas de insolación, sumamos que dominan las altas presiones, con estabilidad atmosférica y poco movimiento de aire, el calentamiento es mayor aún. 

Los anticiclones son cada vez más intensos, duraderos y abarcan mayor territorio.

Los anticiclones son cada vez más intensos, duraderos y abarcan mayor territorio. Tres factores que ayudan a recalentar el aire más aún. Ese fenómeno también se vive en Europa con las masas de aire que llegan del norte de África y que afectan a España puntualmente en verano. 

En el oeste de Estados Unidos, donde las zonas desérticas son muy extensas y los anticiclones intensos y duraderos cada vez más frecuentes, la situación de calor se amplifica más aún. 

A esos factores geográficos y atmosféricos que encontramos en el suroeste de Estados Unidos, hay que sumar últimamente el factor sequía que durante décadas afecta a la región y que como antes he mencionado, amplifica aún más el calor. 

La relación entre olas de calor e incendios en el oeste de Estados Unidos

Los incendios forestales que se han registrado en algunos estados del suroeste los últimos días, parecen estar vinculados directamente al calor excesivo en la región. El cambio climático aumenta las condiciones de sequía y a su vez la probabilidad de que los árboles y arbustos se incendien. En este momento hay más de 80 incendios activos afectando a más de 13 estados y calcinando más de 150.000 hectáreas de bosques en Estados Unidos.

VÍDEO: INCENDIOS DE CALIFORNIA DE ESTE VERANO 2021

Es muy posible que este año sea mucho más severo en cuanto a incendios que lo que hemos visto en el pasado. La sequía tiene mucho que ver, y aunque por ejemplo en España, no ha sido tan continua e intensa, sobre todo estos últimos años, podría serlo en un futuro.

¿Será esta la nueva norma de las futuras olas de calor?

Cada vez hay más estudios causa-relación que conectan las olas de calor con el cambio climático. Eso significa que tanto oeste de Estados Unidos como en el resto del mundo, se pueden esperar olas de calor más extremas con el paso de los años.

Esta previsto que el sur de Europa viva el doble de días de olas de calor de aquí a mediados de siglo. Viviremos temperaturas más parecidas a las que hoy se registran en oriente medio con termómetros superando los 45 grados varios días en verano.

Un reciente estudio ha estimado el porcentaje y la cantidad de muertes atribuibles al calor que genera el cambio climático antropogénico cada año. Los datos de alrededor de 200 ciudades de Estados Unidos muestran que al año se registran 1.100 muertes debido al calor causado por el cambio climático. Un dato que representa aproximadamente el 35 por ciento de todas las muertes por calor en el país.