Secciones

¿Sabías que...? Un asteroide potencialmente peligroso se acerca a la Tierra este domingo

La Tierra recibirá la visita del asteroide 2001 FO32 este 21 de marzo. ¿Qué supone?

VÍDEO: ¿QUÉ PASARÍA SI UN GRAN METEORITO IMPACTARA SOBRE LA TIERRA?

El próximo 21 de marzo, a las 17:03 (horario peninsular español), la Tierra recibirá la visita de un asteroide bien conocido. Se trata de 2001 FO32, que pasará a algo más de 2 millones de kilómetros de nuestro planeta. Es un asteroide potencialmente peligroso que, sin embargo, no es motivo de preocupación.

El asteroide 2001 FO32 es un objeto bien conocido

El asteroide 2001 FO32 ha sido observado a lo largo de 20 años. Tiene una órbita muy bien definida y se puede calcular cuál será su recorrido en el futuro. En esta ocasión, el 21 de marzo, pasará a algo más de 2 millones de kilómetros de nuestro planeta. Muy lejos como para ser una preocupación.

No existe riesgo alguno de colisión de aquí a, como mínimo, el año 2196. Su órbita es muy elíptica. Tarda 2,2 años en completar una vuelta alrededor del Sol y, además, está bastante inclinado (39 grados) respecto al plano de la eclíptica del Sistema Solar.

La eclíptica es el plano imaginario, alineado con el ecuador del Sol, en torno al que orbitan todos los planetas. Es producto del proceso de formación del Sistema Solar. En su infancia, el Sol tenía un disco de material a su alrededor, que giraba en torno al ecuador de la estrella. Es lo que se conoce como disco protoplanetario.

En su interior se formó todo lo que compone nuestro pequeño rincón de la galaxia. De tal manera que el recorrido de 2001 FO32 está inclinado de forma notable respecto a ese plano. Además, en su recorrido, se adentra en el sistema solar interior.

Pasará a algo más de 2 millones de kilómetros de nuestro planeta. Muy lejos como para ser una preocupación

Su órbita le lleva a adentrarse en la órbita de Mercurio y a alejarse más allá de la órbita de Marte. En su recorrido, a menudo se encuentra relativamente cerca de Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. Especialmente con los tres primeros.

En esta ocasión, su visita es destacable porque va a ser la más cercana de los próximos 100 años. En todas las visitas posteriores estará más lejos. Si deseamos aprovechar la oportunidad para observarlo, tendremos que recurrir a, como mínimo, un pequeño telescopio. No es observable a simple vista.

¿Por qué es un asteroide potencialmente peligroso?

El hecho de que no exista posibilidad de colisión en los próximos 150 años no impide que 2001 FO32 sea un objeto potencialmente peligroso. Por un lado, si se juntan las condiciones apropiadas, el asteroide puede llegar a acercarse a apenas 500 000 kilómetros de la Tierra. Aunque no sucederá en los próximos 200 años.

Por otro, es un objeto de dimensiones considerables. Basándose en las observaciones que se han recogido hasta el momento, tiene un tamaño entre los 700 metros y 1,7 kilómetros. Por lo que, en caso de impacto, no sería ninguna broma.

La Tierra, observada por el satélite DSCOVR el 27 de junio de 2019. Crédito: NASA

Causaría un nivel de daños nada desdeñable (si bien no sería suficiente para acabar con la vida de la Tierra, ni mucho menos). Además, en el futuro, en una escala de miles de años, no se puede descartar que esa colisión pueda suceder. Por ello es parte de los objetos potencialmente peligrosos para la Tierra.

Lo único que indica, en realidad, es que estamos ante un objeto que, quizá, en algún momento futuro, podría llegar a impactar en nuestro planeta y causar daños de diferente magnitud. No implica, ni mucho menos, que deba suceder.

Tiene un tamaño entre los 700 metros y 1,7 kilómetros. Será el asteroide más grande que visite el entorno de nuestro planeta en 2021, y uno de los más rápidos.

Por lo que, siempre que leamos una noticia sobre un asteroide potencialmente peligroso, es imprescindible tener en cuenta lo que implica la definición.

Cuando un asteroide potencialmente peligroso pasa cerca de la Tierra, lo único que se está diciendo es que estamos ante un objeto que tiene la posibilidad de impactar en nuestro planeta. No que exista un riesgo de colisión en esa visita en particular. A modo de curiosidad, 2001 FO32 será el asteroide más grande que visite el entorno de nuestro planeta en 2021, y uno de los más rápidos.

Un asteroide de la familia Apolo

2001 FO32 es un asteroide que forma parte del denominado grupo Apolo. Reciben su nombre de otro asteroide, 1862 Apollo, que fue descubierto en la década de 1930. Los asteroides de este grupo describen órbitas que se cruzan con la de nuestro planeta y cuyo perihelio, el punto de su órbita más cercano al Sol, es inferior a la órbita terrestre. Su afelio, el punto más lejano de la órbita, es superior a la órbita de nuestro planeta.

En la actualidad se conocen más de 10 000 objetos que forman parte del grupo Apolo. De ellos, más de 1400 tienen nombre.

tormentas solares auroras boreales

1648 de ellos son asteroides potencialmente peligrosos. Sin ir más lejos, el bólido de Cheliábinsk, el asteroide que se desintegró sobre la ciudad rusa en 2013, era miembro del grupo Apolo. Un grupo de asteroides es, simplemente, un conjunto de objetos que comparten características orbitales similares.

El 2001 FO32 es un objeto que no debe provocar ningún tipo de alarma para la Tierra

Es decir, que describen una órbita muy parecida. Generalmente, su origen se encuentra en un antiguo objeto, más grande, que se fragmentó en algún momento de la historia del Sistema Solar. Probablemente, a través de una colisión.

Sea como fuere, 2001 FO32 es un objeto que no debe provocar ningún tipo de alarma. Se acercará a 2 millones de kilómetros de la Tierra, muy lejos como para que se pueda considerar una amenaza. En los próximos siglos no hay posibilidad de colisión alguna.

Por lo que, como mucho, y si disponemos de un pequeño telescopio, lo que podemos hacer es observar el firmamento el próximo 21 de marzo, aprovechando su cercanía a la Tierra. Será una buena excusa para, de paso, aprovechar y poder observar otros objetos de la Vía Láctea…