Secciones

Consejos 10 preguntas que debes hacerte antes de ponerte al sol

Antes de ponerte al sol ten en cuenta una serie de cuestiones para hacerlo de forma segura, saludable y evitar riesgos en la salud

crema solar

La primera semana de julio comienzan las vacaciones de verano para muchos ciudadanos. Unas fechas que se caracterizan por el calor, los días largos y el aumento de la actividades al aire libre para aprovechar el buen tiempo del verano y tomar el sol. Desde disfrutar de un día de playa, pasear, caminar por la naturaleza hasta rutas en bicicleta.

Sea cual sea la actividad que se realiza, hay que tener en cuenta que la radiación del sol en estos días del verano es muy intensa por lo que hay que estar preparado para evitar posibles daños en la salud. Por ello, desde Eltiempo.es te planteamos diez preguntas que debes hacerte antes de ponerte al sol.

1 – ¿He consultado la previsión meteorológica?

En función del destino en el que te encuentres, el tiempo puede variar por lo que es aconsejable consultar la previsión meteorológica para saber si el día estará despejado con calor intenso y tomar las decisiones adecuadas para evitar imprevistos y estar preparado ante cualquier eventualidad.

2 – ¿Cuantas horas vamos a estar bajo la exposición solar?

Tumbarse en la playa, leer al sol, pasear, correr o montar en bici son algunas de las actividades más comunes del verano que se prolongan en el tiempo durante un periodo considerable. Por tanto, si durante estas vacaciones vas a practicarlas debes tener en cuenta que debes llevar crema solar suficiente para toda la actividad, elementos de protección como gorras o gafas de sol y agua abundante para mantenerte hidratado.

“Ya sea que esté en la playa, vaya a trotar o juegue una partida de golf, es importante proteger su piel de los rayos dañinos del sol”, señala la dermatóloga Elizabeth S. Martin del Academia Americana de Dermatología. “A pesar de que las quemaduras solares pueden parecer una condición temporal, dejan un daño duradero en la piel que aumenta el riesgo de que una persona contraiga cáncer de piel”, asevera.

3 – ¿Qué grado de fotoprotector debo usar?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y todas son distintas por lo que el sol incide de manera diferenciada en cada persona. Para evitar riesgos en la salud, lo más recomendable es consultar al dermatólogo para que aconseje el protector solar más adecuado en cada paciente.

“La piel es un traje a medida y no todo el mundo puede usar el mismo traje. Cada persona necesita una protección específica.  Un padre no puede comprar el mismo protector solar para toda la familia, porque tiene un niño rubio con ojos azules y otro que es muy moreno. No les puede poner lo mismo”, explica el doctor Julián Conejo-Mir Sánchez en el portal Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología.  

4 – ¿Cada cuanto tiempo hay que utilizar el fotoprotector solar?

Los expertos recomiendan tener un especial cuidado con la exposición solar ya que el cáncer de piel afecta a más de 4.000 personas cada año en España. “Se debe utilizar el fotoprotector cada dos o tres horas y siempre después de cada baño o de una excesiva sudoración incluso en los días nublados”, explica la dermatóloga Yolanda Gilaberte, vicepresidenta de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

5 – ¿Cuándo debo utilizar el protector solar?

En el momento en el que salimos de casa para exponernos al sol durante un periodo prolongado de tiempo, la radiación ya incide sobre nuestra piel por lo que es necesario prepararla con antelación. Los expertos recomiendan que utilizar el protector solar entre 20 y 30 minutos antes de la exposición al sol para que la piel absorba la crema apropiadamente y su eficacia sea la correcta.

“Como norma básica, no se debe tomar el sol en los tramos horarios de mayor incidencia (de 12 a 17 horas), así como utilizar siempre un factor de protección solar mínimo del 30, que deberá renovarse cada 2-3 horas y aplicarse 30 minutos antes de salir de casa”, aconsejan desde la AEDV.

6 – ¿He revisado los lunares?

Según los datos de la AEDV, el 75,9% de la población no ha tenido necesidad de consultar nunca a un dermatólogo para evaluar los lunares de su cuerpo por lo que existe un potencial riesgo. Los experto recomiendan realizarse una autoexploración para observar los lunares, manchas, cicatrices y sus posibles variaciones por culpa del sol. Ante la más mínima sospecha acuda a su médico para que analice las posibilidades de padecer un melanoma.

7 – ¿He  comprobado la fecha de caducidad de la crema solar?

Aunque puedan parecer un producto imperecedero, los fotoprotectores solares tienen una fecha de caducidad y de un año para otro pueden perder cualidades y parte de su efectividad. Por tanto, se debe comprobar que la crema solar que va a proteger nuestra piel cumple los requisitos óptimos para que su protección sea eficaz.

8 – ¿Cuál es el mejor momento para tomar el sol?

Durante la mañana y a última hora de la tarde, la incidencia de los rayos del sol, debido a su inclinación, es menor pero su radiación también permite obtener un bronceado o tomar el sol. No obstante, los expertos recomiendan evitar las horas centrales del día, entre las 12 y las 17 ya que es el momento en el que el sol está más alto y el efecto de la radiación es más directo sobre la superficie terrestre.“El 80% de los casos de melanoma se deben a la exposición excesiva al sol y la mejor manera de evitarlo o de reducir su riesgo es estar expuesto al sol de una manera segura, es decir, evitando estar al sol en las horas centrales del día y llevar ropa adecuada junto con la incorporación de cremas fotoprotectoras”, indican desde la AEDV.

9 – ¿Cuál es el estado de mi bronceado?

Después del invierno y la primavera, muchos ciudadanos disfrutan de las vacaciones de verano en los primeros días de julio. Sin embargo, hay que evaluar el estado de nuestra piel ya que su estado no es el mismo si llevamos meses sin tomar el sol de forma directa o ya llevamos unos días bronceándonos.   “No queremos demonizar al sol. Al contrario, nuestro objetivo es que la población tenga un mayor conocimiento de sus beneficios, pero también de sus riesgos. Lo que vemos en las consultas es que no hay conciencia de que el bronceado es una señal de daño en la piel”, declara el doctor Agustín Buendía, coordinador nacional de la campaña Euromelanoma 2018.

El bronceado es la respuesta del organismo produciendo melanina  ante un daño solar y esa reacción, si se prolonga y se repite de forma inadecuada puede causar daños importantes en la piel.

10 – ¿Hay que utilizar gafas de sol?

Los ojos también pueden sufrir importantes daños por una exposición inadecuada al sol por ello desde el Consejo de Ópticos y Optometristas recomiendan el uso de gafas de sol con filtros homologados. “En verano hay que cuidar especialmente nuestra salud ocular. Solo las gafas de sol de calidad adquiridas en establecimientos sanitarios de óptica pueden garantizar la total protección frente a las radiaciones solares nocivas”, señala  Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO).

“Aunque la mayoría de las radiaciones solares son eficazmente filtradas por los ojos, la exposición crónica a las mismas o una alta y selectiva cantidad de ellas en un corto periodo de tiempo, como una jornada en la playa sin gafas de sol, puede dar lugar a graves problemas oculares”, explica.

VÍDEO RELACIONADO: CÓMO PROTEGERSE DE LA RADIACIÓN