Secciones

Cambio Climático 10 buenas prácticas para ser más sostenible en la playa

Las pequeñas acciones de los ciudadanos son fundamentales para mantener el respeto y cuidado del medio ambiente.

El periodo de vacaciones invita a relajarnos tras un año extraño. Desconectar de las tareas del día a día, del trabajo y de la rutina de nuestros domicilios es el principal objetivo de estas semanas en las que se disfruta de más tiempo libre para pasar con la familia y amigos.

playa-sostenibilidad-verano

Sin embargo, hay actitudes y acciones que no se deben abandonar ni en verano. Más aún cuando playas y espacios naturales reciben una afluencia de gente mucho mayor en los meses de julio y agosto que durante el resto del año. Por, desde Eltiempo.es te ofrecemos 10 consejos, acciones y recomendaciones para ser sostenible en la playa, cuidar la naturaleza, mantener el medio ambiente de forma responsable.

No tirar colillas ni basuras

Uno de los residuos más frecuente en las playas es la presencia de colillas de cigarros y restos de basuras como latas, bolsas de aperitivos, vasos de plástico y otros entre muchos otros. Unas basuras que tardan décadas e incluso cientos de años en degradarse.

En estos casos, lo más adecuado es llevar siempre un cenicero portátil para depositar las colillas después de fumar y de un recipiente o bolsa en la que arrojemos toda la basura que hayamos generado durante el día.

Así, una vez abandonemos la playa, podemos depositar estos residuos en el cubo adecuado para su correcta gestión y reciclaje porque dejar la playa en mejores condiciones que la encontramos es mejor para todos.

No dañes el ecosistema 

El verano, la playa, el litoral y la costa en general también invitan a realizar actividades diversas como el buceo, snorkel, senderismo y fotografía, entre muchas otras. Unas actividades que siempre se deben realizar de forma respetuosa con el medio ambiente y sin dañar la naturaleza. Por ejemplo, a la hora de bucear, no debes tocar ningún animal, ni arrastrar el fondo marino ya que puedes alterar el ecosistema, aunque no seas consciente.

Del mismo modo, desde hace unos años en muchas playas se ha instalado una tendencia en la que las piedras se colocan unas encima de otras en forma de torre que dejan instantáneas muy bonitas. Sin embargo, al alterar el orden natural de estas piedras, podemos estar dañando el hábitat de insectos, crustáceos, y otros seres vivos por lo que no debemos realizar este tipo de esculturas efímeras.

Respeta las normas de convivencia

Aunque parezca una obviedad, no está de más recordar que la playa es un lugar de convivencia de muchas personas en el que deben respetarse las normas básicas de civilización. Se deben evitar los ruidos intensos, arrojar basuras en el entorno natural y cuidar el espacio con un correcto reciclaje de los residuos que hayamos generado.

Además, al cumplir con estas sencillas normas, reducimos nuestro impacto ambiental y estos enclaves no se ven menos alterados por la presencia humana.

Si recoges basura, hazlo de forma consciente y segura

Otra de las actividades que muchas personas realizan de una manera cada vez más habitual son las batidas de recogida de basuras y residuos en la costa y en las playas. Este año, debido a la pandemia mundial, si se recurre a este tipo de limpiezas, se deben extremar aún más las precauciones que en temporadas anteriores.

Por ello, si finalmente optas por realizar este tipo recogidas de residuos utiliza siempre un utensilio para manipular las basuras, utiliza guantes de protección, y si puede ser con unos de látex debajo, no te toques la cara y siempre lleva la mascarilla puesta. Asimismo, siempre mantén una higiene extrema de todo el material que utilices, así como de las manos y la cara.

No uses gel y champú en las duchas

Aunque este año, las duchas de muchas playas han quedado clausuradas por el coronavirus, es importante recordar que estos emplazamientos están destinados a limpiar la arena de las personas que han pasado el tiempo en la playa o de los objetos. No es el espacio indicado para mantener una ducha con gel y champú ya que su sistema de alcantarillado y tuberías en muchas ocasiones va directamente al mar.

Recurre a protectores ecofriendly

Para evitar lesiones cutáneas y que la luz del sol y la radiación provoquen quemaduras en la piel, se deben utilizar protectores solares de alta graduación que garanticen esa protección. Sin embargo, muchos de estos productos están elaborados con productos químicos o microplásticos por lo que también producen una contaminación en el ambiente.

caduca la crema solar

En estos casos, la mejor opción para actuar de forma sostenible y mantener una correcta protección de la piel es recurrir a protectores solares ecofriendly en los que el etiquetado detalle que son productos biodegradables, ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Siempre que puedas acude andando o en bicicleta a la playa

A la hora de acudir a la playa, la opción más sostenible, siempre que sea posible, es llegar andando o en bicicleta. Así, al realizar estos pequeños trayectos, evitamos coger el coche y la contaminación que producen los motores de combustión que, además, en marchas más cortas, como las que se utilizan en vías urbanas, la concentración de gases contaminantes como el CO2 es superior.

Apuesta por los envases reutilizables

Para muchas familias y amigos, uno de los mejores momentos de un día de playa es compartir unas bebidas, aperitivos y comida con sus seres queridos. En este año, debido a la pandemia, se deben extremar las precauciones para evitar contagios. Sin embargo, esta condición no debe impedir que se utilicen de forma preferente elementos y objetos reutilizables como vasos, cubiertos, platos o botellas.

botella de plástico agua

Así, al recurrir a este tipo de objetos, reducimos nuestra huella de carbono al no adquirir objetos de un solo uso y se reduce la cantidad de basura que se produce en este tipo de acontecimientos

Consume productos locales

Otra de las mejores maneras de ser sostenible en la playa es consumir productos locales y de temporada. De este modo, además de contribuir a la economía de la zona, también se reduce el impacto ambiental y se reduce la huella de carbono del transporte ya que los productos que hemos consumido o adquirido se han producido en los alrededores de la playa.

Mantenimiento del distanciamiento social

En este verano 2020 tan particular, hay que tener en cuenta que se deben mantener las medidas de distanciamiento social e higiene en todos los lugares y en todas las circunstancias. También en la playa. De hecho, muchos ayuntamientos han diseñado diversos sistemas de control de aforo en las playas como el parcelado, el conteo de los usuarios o el control de personas en la costa mediante drones.

banador-ropa-coronavirus-2

Así, al reducir el número de personas con las que entramos en contacto directo, también se minimizan las probabilidades de contraer el coronavirus

En definitiva, con estas pequeñas acciones que no requieren un gran esfuerzo, entre todos cuidamos el medio ambiente para que las playas se mantengan en unas condiciones óptimas en las que los ciudadanos podamos disfrutar de este entorno sin dañar la naturaleza y de una forma sostenible.

VÍDEO: ASÍ ESTÁ EL MAR DE ALICANTE, LLENO DE PLÁSTICOS Y TOALLITAS