Secciones

Cambio Climático 10 básicos para un verano más sostenible: ni chanclas de plástico ni botellas de agua

El consumo de plástico se incrementa en un 40% durante el verano, pero existen muchas alternativas sostenibles para esquivarlo

¿Son tus chanchas y bolsa de playa de plástico? ¿Bajas todos los días con una botella de plástico en la mano? ¿Te llevas el tupper con comida y no es de cristal?

En verano consumimos un 40% más de plástico, y alrededor del 87% de los residuos mal gestionados se filtran a la naturaleza y se convierten en contaminación plástica, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Quizá deberíamos recordar que el 95% de los residuos que flotan en el Mediterráneo y acaban en sus playas son plásticos. Teniendo en cuenta que muchos de esos plásticos que usamos durante el verano se realiza en playas y zonas de costa, éstos en muchos casos terminan directamente en el mar, afectando a flora y fauna.

Existen muchas alternativas al plástico para disfrutar de un verano más sostenible. Simplemente hay que valorar otros materiales a la hora de comprar, apostar por lo reutilizable y por productos biodegradables o no tan contaminantes. Os dejamos algunas alternativas al plástico muy sencillas.

Alternativas al plástico en verano


Tuppers: mejor de cristal

Si bajas a la playa o te vas de excursión con la tartera en la mochila, quizá recurras al plástico para llevar dentro la comida. Aunque los tuppers son reutilizables, lo cierto es que a veces acumulamos un gran número de este tipo de tarteras de plástico que no siempre son necesarios.

Existen muchas alternativas, como los tupper de cristal o de bambú, que además no cogen color ni olor, y duran mucho más tiempo.

Tuppers de cristal de Ikea (imagen derecha)

Chanclas: mejor de esparto

Quizá ni te lo habías planteado, pero ¿te has parado a pensar la cantidad de chanclas de plástico que te has comprado en tu vida para bajar a la playa? El calzado es uno de los productos de ropa más contaminante a la hora de producirlo.

Apuesta por el esparto u otras fibras naturales a la hora de bajar a la playa o dar un paseo. Además de estar de moda, este tipo de calzado te durará mucho más tiempo

Chanclas de esparto de Asos (imagen derecha)

Bolsas de la playa y neceser: mejor de tela

Nos encanta llevar todo organizado en nuestra maleta en los viajes y también cuando bajamos a la playa: bolsas para guardar ropa interior, zapatos, un gran número de neceseres… Y si nos fijamos, la mayoría son de plástico muchas veces.

¡Pásate a la tela! Es más ligera, adaptable y, lo mejor, es un material mucho menos contaminante. Además, existen ya multitud de diseños, tanto para organizar nuestros objetos como para bajar a la playa.

Bolso de tela de El Corte Inglés (imagen derecha)

Botella de agua: mejor un termo

Hay muchas maneras de ser un turista responsable con el medio ambiente, pero sin duda, el consumo de agua es una de las prácticas que más podemos cambiar cuando viajamos. La primera premisa es intentar siempre beber agua del grifo siempre y cuando esta sea potable. Si necesitas transportarla, hazte con un termo metálico. Además de poderse reutilizar, guarda la temperatura fresca durante más tiempo.

En caso de que no puedas beber agua del grifo, te recomendamos comprar garrafas grandes e irlas rellenando en el termo, así no tienes que comprar tantas botellas individuales de plástico y consumirás también un menor número de tapones.

Protección solar: hay cremas biodegradables

Los protectores solares contaminan más de lo que nos pensamos, ya que están compuestos por dióxido de titanio y por benzofenona 3, que se disuelven y producen daños al ecosistema marino. A esto, le tenemos que sumar envases normalmente plásticos.

Existe un gran número de gamas de protectores solares ya biodegradables. Como por ejemplo, la crema solar Safe Sea, que ha sido certificada por la ONG Friend Of The Sea como respetuosa con el medio ambiente. Su formulación extra resistente al agua evita que se desprendan activos en el mar. Además, no contiene oxibenzona, el ingrediente prohibido en zonas tropicales por su capacidad para dañar el ADN de los corales.

Crema solar Safe Sea biodegradable (imagen de la derecha)

Gafas de sol con materiales sostenibles

Nos gusta ir a la moda pero a veces no somos conscientes de que muchos de los materiales que compramos son plásticos. Como, por ejemplo, las gafas de sol, sus monturas y fundas. Primera premisa: intenta comprar gafas que te duren tiempo y evita el «usar y tirar» cada año.

Pero te traemos otra alternativa de gafas sostenibles que cada vez se están haciendo un mayor hueco en el mercado. Existen varias marcas en este sentido, por ejemplo Ozeano, que cuentan con gafas de sol con fundas protectora de bambú 100% reciclado y una bolsa de algodón 100% orgánico.

Gafas de sol de Ozeano (imagen derecha)

Cubos y palas de materiales reciclados

Colchonetas, manguitos, flotadores, cubos, palas… Nuestro ocio en la playa está ‘envuelto’ en plástico. ¿Es estrictamente necesario? Lo cierto es que cada vez hay más alternativas para que no lo sea.

Prescinde de aquellos objetos plásticos que no sean realmente necesarios y para el ocio existen muchas empresas responsables con el medio ambiente que ya fabrican, por ejemplo, cubos y palas de playa para niños fabricados con materiales sostenibles. Como VeoBio que cuenta con packs realizados con caña de azúcar.

Juegos de playa de veobio.es fabricados con caña de azúcar (imagen derecha)